Introducción al proceso de acreditación ferroviaria de ADIF

10.07.2019

Los cambios en la política de gestión en ADIF han tenido como consecuencia que para asegurar la seguridad y eficiencia de la red ferroviaria explotada por ADIF sea necesario acreditar los productos ferroviarios, tal y como se describe en su página web.

Un proceso de acreditación consiste, básicamente, en demostrar de forma inequívoca el cumplimiento de una serie de características recogidas en un documento de referencia, siguiendo un procedimiento general de acreditación. En el caso de material ferroviario para suministrar a ADIF, el procedimiento general es el "Procedimiento general para la acreditación y recepción de productos ferroviarios" de febrero de 2016, y cada uno de los productos dispone de una especificación técnica (ET) que recoge todos los requisitos que debe cumplir. Las especificaciones técnicas se pueden consultar en este enlace de ADIF>>

El primer paso para conseguir la acreditación de un producto ferroviario para suministra a ADIF es identificar la ET (especificación técnica) que aplica al producto a acreditar y seguir los pasos indicados en el procedimiento general de acreditación.

El segundo paso es contactar con un Notified Body, NoBo, ya que el procedimiento general en su apartado Certificación externa indica que debe ser "una entidad de certificación reconocida por ENAC u organismo estatal equivalente dentro del ámbito de la UE el que emita un informe que acredite la superación de los ensayos y la validez del producto respecto a la normativa de referencia". El Notified Body será el encargado de auditar y determinar la validez del producto, aunque será ADIF quien valide finalmente la acreditación incluyendo al fabricante y el producto en la lista de empresas y productos acreditados.

Las especificaciones técnicas siguen un mismo esquema: se describen los aspectos generales del equipo, se detalla la funcionalidad del equipo, se recogen todos los requisitos técnicos que permiten definir al equipo y se lista toda una serie de ensayos que permitirán demostrar que el equipo dispone de la funcionalidad y características deseadas por ADIF para ese producto. También se detallan el grupo de ensayos que demuestran conformidad del producto y el grupo reducido de ensayos que se realizarán en la recepción de cada pedido. En ocasiones, dependiendo del producto, también se detallan las pruebas piloto y las pruebas de envejecimiento acelerado que se consideren oportunas para asegurar el funcionamiento a largo plazo.

Uno de los aspectos importantes recogidos en las especificaciones técnicas y en el procedimiento general es que los ensayos deben realizarse siempre en laboratorios acreditados o, en su defecto, en un centro dependiente del CSIC o del CEDEX.

Por tanto, un proceso de acreditación implica al menos a 4 partes: ADIF, el NoBo como principal auditor, los laboratorios externos acreditados por ENAC (u organismo equivalente) y la empresa solicitante. ¿Qué puede aportar LEEDEO en todo este proceso?

La empresa que solicite una acreditación de un producto ferroviario a ADIF según una determinada especificación técnica deberá dedicar un equipo multidisciplinar para conseguir este objetivo. Necesitará de una persona del departamento técnico que sea capaz de interpretar la especificación técnica, que identifique cada uno de los requisitos y que sea capaz de determinar la forma de demostrar cumplimiento. Necesitará una persona del departamento de calidad que sea capaz de dar forma a esa documentación, redactar nueva documentación y/o evaluar la validez de la documentación interna y externa disponible. También necesitará de un gestor de proyectos con conocimientos técnicos y de calidad, que sea capaz de gestionar la realización de los ensayos en laboratorios externos. Debe localizar los laboratorios, solicitar ofertas, seleccionar la mejor opción, gestionar el envío de las muestras, supervisar los resultados y asegurar que el informe final debe recoger todos y cada uno de los requisitos expresados en la especificación técnica. Finalmente, toda esta documentación debe presentarse al NoBo y justificar ante el NoBo el cumplimiento de todos y cada uno de los requisitos recogidos en la especificación técnica para conseguir la acreditación. La carga de trabajo es importante y puede desviar recursos humanos importantes de proyectos en marcha.

Y esta es la descripción del proceso de acreditación en el mejor de los casos en el que la demostración de un requisito se puede realizar mediante el ensayo en un laboratorio acreditado. Pero hay varias situaciones que complican este procedimiento. No existen laboratorios acreditados ENAC para todos y cada uno de los requisitos que pueden formar parte de una ET. Una acreditación ENAC siempre se realiza contra una norma nacional o internacional concreta y en un rango determinado. Puede que no exista ningún laboratorio acreditado según la norma indicada o esté acreditado bajo esa norma, pero de forma parcial. Por ejemplo, un laboratorio puede estar acreditado en la misma norma, pero hasta -20 ºC en lugar de hasta -40 ºC de una prueba ambiental. Otra situación habitual, especialmente en ensayos funcionales, es que no exista ninguna norma que describa el ensayo a realizar por ser demasiado genérico. En ese caso, si no existe norma contra la que acreditarse, ningún laboratorio puede acreditarse para ese ensayo.

Esta situación se da muy frecuentemente en las especificaciones técnicas de ADIF, por lo que la empresa debe disponer de personal que sea capaz de diseñar experimentos, documentarlos adecuadamente y defender la validez técnica delante del experto que nombrará el NoBo para evaluar ese requisito, y que permitan demostrar cumplimento de los requisitos en los que no es posible acudir a un laboratorio acreditado.

LEEDEO dispone de ingenieros con una dilatada experiencia en departamentos técnicos, con experiencia en laboratorios de ensayos, en realización de ensayos, en sistemas de calidad y con una amplia experiencia en gestión de proyectos capaces de dar el soporte necesario a la empresa que desea acreditar su producto. LEEDEO puede aportar ese ingeniero multidisciplinar que requiere un proceso de acreditación y no desviar recursos de los normalmente saturados departamentos técnicos y de calidad de las empresas. Además, LEEDEO dispone de expertos en compatibilidad electromagnética y de diseño de RF/directiva RED que pueden aportar su experiencia en estos dos ámbitos a cualquier producto en proceso de acreditación ferroviaria.

Confíe en nosotros para acreditar sus productos ferroviarios en ADIF. Leedeo Engineering, vocación de servicio, orientación a resultados y eficiencia en costes.


Links de interés:

Acceso página web ADIF>>

En esta página link encontramos el documento que nos indican el procedimiento a seguir>>

Un listado de las empresas acreditadas con los productos acreditados>>